Teleficciones 1 Los programas (1951-1970)

Teleficciones 4 - Su gente

Teleficciones 2 Los programas (1971-1990)

Teleficciones 5 - Su gente

Teleficciones 3 Los programas (1991-2012)

lunes, 20 de noviembre de 2017

LOS AÑOS CUARENTA
ESPECTÁCULOS... Y ALGO MAS



RADIO


Cinco párrafos de Jorge Nielsen tomados de ESPECTACULARES SUCESOS ARGENTINOS 2. 1941/1950

1
-¿Qué grado de desarrollo tenía la radio argentina al comienzo de la década, comparando con el teatro, el cine y la televisión?
-Muy elevado. Era uno de los países con mayor cantidad de receptores en relación con su población, la industria era pujante, con tres grandes emisoras con llegada prácticamente a todo el país: Belgrano, El Mundo y Splendid. El teatro venía en baja, un proceso que no pudo revertir durante la década. El cine vivía momentos de gloria, en alza casi sin interrupciones a partir del sonoro, aunque sonaban señales de alarma por la falta de insumos, consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. La televisión llegará a la Argentina en 1951, su inminente irrupción influirá a la radio a fines de la década de los cuarenta.

2
-¿Las jóvenes promesas anhelaban llegar a la radio?
-Hasta ahí nomás. Durante esta década prácticamete todos los hogares argentinos tenían su receptor radial. Era parte de la familia. Era algo habitual. Y por consiguiente no necesariamente novedoso. Las grandes figuras lograban buenos salarios y mayor popularidad trabajando en la radio. Pero una nota de Radiolandia del 30.1.43 alertaba textual: "La radio -origen de los astros criollos- ha sido dejada sin razón por los aspirantes a la fama". Los aspirantes al estrellato se desinteresaban del medio, pretendieron triunfar, de arranque, en el cine. Craso error.

3
-¿Pasamos de lo cómico a la comedia?
-Ingresemos de la mano de Los Pérez García, la tradicional familia de clase media porteña, con sus peripecias que dejaron una expresión popular: Más problemas que los Pérez García. Por Radio El Mundo desde 1941 hasta 1962, una creación de Oscar Massa, que dejó durante el segundo lustro de la década los libretos en mano de Luis M. Grau, con una pareja radial que hizo historia, aunque sus rostros muy pocos los puedan reconocer: Martín Zabalúa y Sara Prósperi.
(...)
-Beatriz Seibel señala que las actuaciones en teatro de los conjuntos radioteatrales más populares, por ejemplo los de Radio Del Pueblo, casi no se mencionan en la historia grande del teatro nacional.
-Razón no le falta. Probablemente (casi seguramente) por razones estéticas no se lo tomaba (ni se lo toma) en cuenta, pero la presencia en teatros (o cines, o clubes, o salas, o galpones) en los barrios porteños, en el Gran Buenos Aires o en las ciudades más o menos importantes de provincias, solían congregar multitudes, muchas veces enfervorizadas. No sólo los populares Pérez García llegaron al cine...

4
-¿Las radios estatales no participaban de esa "ficción de calidad"?
-El 9 de junio de 1950 marcó el comienzo de lo que sería un hito de la radiotelefonía mundial. Por LRA Radio del Estado comenzó el clásico de los clásicos, todavía se emite, Las dos carátulas, con la adaptación de un importante texto teatral, de autores nacionales o internacionales, un destacado elenco una vez por semana.
-Culminemos con algunas perlitas.
-Dos, para no abrumar al lector. En 1942 por Splendid, el no muy original título Mirtha y Silvia, con las máximas estrellas jóvenes de la época, Mirtha y Silvia Legrand. Al año siguiente, Nedda Francy y Miguel Faust Rocha, especialistas en textos de autores clásicos en teatro, acometieron con una versión adaptada por Pedro Miguel Obligado de Romeo y Julieta. No puede obviarse que en 1950 arrancó otro clásico para los chicos, Tarzán, Rey de la Selva, con César Llanos y Mabel Landó como Juana. Con el tiempo se incorporará Oscar Rovito como Tarzanito.

5
-¿Cómo procedieron las emisoras en la campaña electoral culminada en 1946?
-En términos generales favorecieron a la Unión Democrática, pero muchos ciclos fueron comprados por ambos bandos, así que quien quisiera oír sobre política partidaria, podía oír.
-¿Y con el peronismo en el poder?
-Lento pero seguro se fue uniformando, como ocurrió con los diarios, el discurso político. Con uso y abuso de un recurso que los dueños de las emisoras odiaban: la utilización de la cadena oficial, con la consiguiente pérdida de avisos durante esas largas parrafadas.
(...)
-¿Todo culmina con prácticamente todas las emisoras en poder del gobierno peronista?
-Al menos Belgrano, El Mundo y Splendid, durante los últimos años de la década , y con distintas figuras legales, quedaron en poder de personeros del gobierno peronista, aunque al frente de las mismas se mantuvieron, como especie de gerentes superjerarquizados, sus anteriores dueños.


0 comentarios: